Ideario y modelo educativo

Desde sus orígenes, el CEU, ha realizado su labor pensando en la decisiva influencia que la educación tiene en el porvenir de la sociedad. Por este motivo, asumimos como propia la misión de formar personas con vocación de servicio al bien común.

Nuestro colegio es, por lo tanto, un centro educativo católico y seglar que trata de inculcar en sus alumnos los principios del humanismo cristiano.

El ideario y modelo educativo se resumen en los siguientes puntos:

  • Formar a nuestros alumnos en la fe y en la ética de la Iglesia Católica y en la transcendencia religiosa.
  • Educarlos en el amor, la búsqueda y la defensa de la verdad.
  • Darles una formación social impulsándoles a colaborar y a participar en las tareas y proyectos comunitarios; a solidarizarse y a comprometerse en los problemas sociales; a respetar, cuidar y defender las cosas públicas; a ser correctos en el lenguaje, en el vestir y en el trato con los demás; a compartir y a trabajar en equipo.
  • Despertar y cultivar en ellos el espíritu crítico, la creatividad, la sensibilidad estética y el uso fecundo del ocio.
  • Infundirles el amor, el respeto y la defensa de la naturaleza y al propio cuerpo, a los que han de cuidar, trabajando para que alcancen el máximo desarrollo posible.