Principios orientadores

La Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) es una asociación privada de fieles fundada el día de San Francisco Javier de 1909 para el apostolado católico en la vida pública, mediante la formación y conservación de “una minoría selecta de hombres apostólicos con capacidad de dirección”.

Su carisma se orienta a la propagación de la fe católica y el apostolado, formando e instando a sus miembros para que tomen parte activa en la vida pública y sirviendo de nexo de unión de los católicos. Es una asociación de laicos que une la vida intelectual y de estudio con la piedad, orientándolas al servicio de la iglesia.

El Colegio CEU San Pablo Sevilla se concibe como la unión del alumnado en el esfuerzo solidario de entender la verdad y comunicarla dentro de la tradición católica a la que orgullosamente pertenecemos. El trabajo de toda la comunidad educativa contribuye al desarrollo de la dignidad humana, el respeto por la individualidad y el cuidado del otro.

La inspiración cristiana determina el quehacer en el aula y en el resto de los espacios que son concebidos también como lugares de proclamación de la fe en Jesucristo. El trabajo en común, reflexivo y coherente, contribuye al desarrollo de saber humano gracias a la fe que de manera natural se vive entre las paredes del centro, apoyado por la fidelidad al mensaje cristiano y generoso esfuerzo institucional al servicio de la iglesia.

Al igual que el resto de las instituciones CEU se apuesta por:

  1. Compromiso con el saber y la investigación mediante el análisis de la realidad conforme a cada metodología adecuada a las etapas y características del alumnado.
  2. La excelencia en la docencia, fortalecida por una continua formación del profesorado en el ámbito académico y humanístico. Ofreciendo al alumnado los contenidos de la fe de manera que enriquezcan el sentido de su vida y colaboren a su íntegra madurez. La cercanía creada entre profesor y alumno genera una verdadera comunidad en la búsqueda de la verdad y el conocimiento. Poner la presencia del Señor y su Santísima Madre en esa búsqueda de la verdad, es objetivo prioritario en cualquier actividad desarrollada dentro y fuera de las aulas.
  3. El ideario, que prima la esencia de las virtudes de Cristo y de las personas que lo siguieron y conocieron, contribuye a dar a nuestra institución un carácter distintivo basado en la verdad y cuya finalidad es el análisis y acompañamiento de la persona para que la fe enriquezca su sentido vital.
Top